No lo deseo…Pero lo extraño

No deseo aire, ni silencio, ni ruido, ni soledad, ni compañía, ni amor, ni odio… no deseo luz, ni oscuridad, ni esperanza, ni lástima, no deseo flores, ni bombones, ni caricias, ni besos, ni abrazos, ni lo bueno, ni lo malo… no te deseo Y sin embargo extraño todo. Extraño cada mísero instante, cada sonrisa…