Ceguera

el

A veces no hay que buscar tanto para encontrar algo.

A veces todo está ahí, mirándote a la cara.

El amor.

Los sueños.

La amistad.

El error.

El primer paso.

Todo, completamente todo,

Se ríe de nosotros en dirección recta a nuestra cara.

Pero tenemos ojos ciegos.

Ojos que quieren ver más allá de lo necesario, de lo obvio y se estancan.

Ojos que se llenan de tanto que al final están más vacíos que al principio.

Ojos hambrientos e inconformes.

A veces no hay que buscar tanto.

Todo está mirándonos a la cara.

Pero somos ciegos.

Nuestras ventanas están ocultando la realidad.

Tapadas con cortinas de mentiras, de miedo, de deseo.

Cortinas de envidia, de pereza y malicia.

A veces no hay que buscar tanto.

Todo está mirándonos a la cara.

Pero somos ciegos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s