Dudas

el

Me ausente de ti por un instante

Y al volver ya no estabas.

Me fui volando tras el aroma de tu sonrisa.

Fui cayendo en medio de tantas espinas.

Explote sin esquivar las aristas de tu recuerdo.

Me senté a esperar tu llegada.

Me quedé en silencio, escuchando la brisa golpearme la cara.

Era extremo sentir el vértigo que causaba la espera.

Era extremo sentir electricidad a través de las venas.

Era enfermizo sentirte tan lejos.

Era enfermiza tanta nostalgia.

Pero hoy estoy aquí

Saboreando un adiós que nunca vi venir.

Comiéndome las migajas del olor de tu cuerpo sobre las sabanas.

Viendo cómo se evapora el somos

Y como aparece el yo… tan solo.

Abandonada en el lado derecho de la cama

 Con una izquierda que lanza un golpe de esperanza.

 Pero no, ya no hay nada.

 Solo quedan ruinas en medio de tanto.

 Solo queda tanto que fuimos.

 Solo fuimos ese posible, pero nunca un imposible que se convirtió en realidad.

 Tanta realidad me despierta de este coma.

 Ya no hay más nada.

 Solo fuimos.

 Nunca seremos.

¿Qué éramos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s