Secos

el

Y te encontré llorando en la cama…

Esperando que alguien te abrace el alma.

No sé si querías que fuera yo.

Pero yo no podía.

Mis brazos estaban desgastados de tantos abrazos mal recibidos, Mi luz se ha apagado por las decepciones.

Me acosté a tu lado esperando tu reacción.

Tú sólo seguías boca abajo, secando tus lágrimas con la almohada.

Yo seguía viendo mi interior… que ya no albergaba nada.

Éramos dos nada, acostadas en la cama.

Esperando que alguien nos curará.

Deseábamos la cura o el veneno que por fin nos matara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s