Otro día

Y lloras tanto que el cielo te acompaña algunas veces. Y te encuentras tan sola, que los árboles se mecen con más ímpetu, para que sientas el viento entre tus cabellos. Y a veces la noche te acompaña en tu oscuridad. Y te sientes tan mal…tan cansada que quieres comenzar… Entonces el mundo te regala…