Envidia

La rosa la mira y la envidia… Tan feliz, tan bella, tan libre. Como desea ser ella por un instante, Vestirse con un vestido de verano, sentarse en la hierba verde, correr por los valles. Pero ella… siempre permanente… siempre en el mismo lugar Siempre observando lo mismo, sintiendo el aire, el sol, el rocío…