Olvido

No debería ni ser. No tiene sentido. El olvido acordándose de mi, no debería tener memoria… Pero aquí vamos de nuevo… Abriéndole las puertas e invitándole a que pase y me abrace como si fuera bienvenido. Una sonrisa de esas casi hipocritas le aparece en esa cara que nadie conoce y que solo aparece cuando…