Insolente

Que insolencia la suya No tocar ni a la puerta. Entrar… acomodarse a su conveniencia. Desordenar  Tomar y llevarse mis cosas como si fueran suyas… Entre ellas mis pensamientos, mi tiempo, mis suspiros, Mis sueños y mis deseos. Te llevaste un par de versos que hasta el sol de hoy no me acuerdo. Es que…