99

En mi mundo hay dos medidas de tiempo: La buena que no dura nada o que tarda en llegar y la mala que dura la eternidad.

100

Y me dieron a elegir entre: Tu sonrisa o Tu voz pronunciando mi nombre. Yo elegí el “Tu” que lo abarca todo.