La rosa y a niña

La rosa la mira y la envidia…

tan feliz, tan bella, tan libre.

Como desea ser ella por un instante,

 vestirse con un vestido de verano, sentarse en la hierba verde, correr por los valles.

Pero ella… siempre permanente… siempre en el mismo lugar

siempre observando lo mismo, sintiendo el aire, el sol, el rocío de la noche.

Lo que ella no sabe es que aquella niña siente lo mismo…

envidia su belleza salvaje, envidia que es parte de la naturaleza…

cuanto desearía ser aquella rosa por un instante.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s