Eran tan grises tus ojos que veía a través de ellos.
Eran tan ruidosos tus silencios que me llamaban desde lejos.
Tus arrugadas manos que representaban el fruto del trabajo cansado.
Tus frases cortas que calaban en los huesos.
Extraño eso…
Hoy te pienso …
más no eres un recuerdo , eres parte de mi.
y mientras yo este aquí te llevare conmigo siempre… en el alma, el corazón…en el pecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s