¿Nada?

Nada… no me sale nada. Las palabras se han consumido. Mis manos no tienen fuerza para escribir ni una palabra más. Nada… Nada sale de este pecho enfermo De este silencio con voces fantasmas. No hay nada… soy nada… no eres nada. Pero una nada que duele como nada en el mundo. Te llevaste contigo…