Ciento veinte minutos

Ella lo miró con ojos que en ese momento eran solo para él,

 y de su boca repentinamente,

se escaparon las palabras que él tanto había soñado:

– Sólo necesito dos horas contigo y detener el mundo.  Con eso me conformo.

Hubo una pausa y otra seguida, o quizás una pausa larga.

 Y ahí mismo nació de la comisura de sus labios una sonrisa mutua y cómplice,

como la de un crimen que todavía no se perpetraba,

pero que se había soñado tantas veces,

que los besos y los olores de cada soñador eran reales y cotidianos,

aún después de despertarse en diferentes camas y con diferentes vidas.

Dos horas y detener el mundo.

De alguna manera, la parte de detener el mundo era la mas fácil.

 El mundo se detiene casi todos los días y todo el mundo lo sabe.

El problema real, era detener el tiempo.

 Él sabía que dos horas no le alcanzarían para recorrerla.

 Para amar su piel como si fuera la primera y ultima vez.

Para incrustarse en el alma. Para crear una cicatriz invisible que sea de los dos.

 Para darse a pedazos el uno al otro y ahogarse en la música de las olas que ellos crearan.

Ciento veinte minutos y había que hacerlos durar,

 había que capturarlos,

que robarlos,

que poseerlos,

que pintarlos en imágenes mentales precisas, para poder volver a vivirlas.

Ella ya estaba decidida.

Y más que miedo a equivocarse, tenía miedo a no volver a amar en toda esta vida,

y tampoco quería esperar hasta la próxima por miedo a no volver a encontrarlo.

Sabía que no importara lo que pasara,

ella siempre tendría esas dos horas.

 Algo solo de ella y de él, de él y de ella.

 Algo realmente de ellos.

Y aunque de alguna manera se mentían a ellos mismos pensando que no,

sabían cuantos días y cuantas noches interminables terminarían reviviendo cada minuto,

 seguramente por separados.

Pero no importaba,

 porque cada vez que se quisieran escapar de sus vidas,

 simplemente cerrarían los ojos y vivirían de nuevo,

aunque sea por dos horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s